Diario de ruta: Día 8

Salimos del hotel, como estos días anteriores a las 07:00 am, con el nuevo cambio horario, empieza a amanecer, la temperatura es buena, un poco fresco, pero se lleva muy bien.
Saliendo de la ciudad, enfilamos la 40 este, el Sol empieza a asomarse en el fondo de esa llanura interminable, rojo, como si fuese una bombilla, llama la atención, y nos da un espectáculo de amanecer impresionante, la pena ha sido que circulábamos por autopista en esos momentos, y no está permitido parar, si no, lo hubiésemos hecho para sacar algunas fotos.

Llegamos a otro lugar peculiar, similar al Cadillac Ranch, pero conVolkswagen Escarabajos, al fondo, un cartel de un motel en ruinas, y detrás, una gasolinera abandonada...


Rodamos 100 km, y después del tramo, apetece desayunar, un diner escondido que conocemos, es el lugar, sencillo, tranquilo y agradable.



El U Drop Cafe es un lugar recomendable para parar, esta antigua gasolinera, tiene una arquitectura peculiar de la época, con un estilo Art Decó que hoy en día es inimaginable para una estación de servicio, cosas de los años 30 en Estados Unidos.


Vamos dejando atrás Texas, y llegamos a Oklahoma.


Hoy tenemos la visita especial al local de Harley, hemos quedado con el a las 10:00, como nos hemos retrasado un poco, lo llamo para avisarlo, y cuando aparecemos, nos recibe en la calle con su peculiar estilo y una bandera española, este hombre es la monda.

Después de besarnos a todos, organiza enseguida su show, nos da bebidas, y nos toca un par de temas,  en nada la ha liado con todo el grupo, y disfrutamos mucho con el.

Te echamos de menos Annabelle!




Seguimos ruta hacia un museo, pero no hemos llegado a tiempo, los domingos cierra antes, pero podemos verlo por fuera, y además aprovechamos para comer.


Y seguimos con otro museo de la 66, muy interesante, y que sirve para ver la evolución e historia de la ruta.




Seguimos ruta, hacemos una parada, hace calor, el día ha sido largo, descansamos un poco y ya decidimos que el último tramo sea del tirón hasta nuestro hotel de Edmond, además, este tramo no tiene lugares interesantes de visita, salvo un puente de hierro, pero veremos varios en  los días posteriores, mas significativos y mas bonitos.


llegamos al hotel, hace calor, ahora un merecido descanso y por la noche a celebrar los cumpleaños de 3 viajeros.

Mañana mas...



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada