Diario de ruta: Día 12

Hoy visitamos a Henry, es genial este hombre, un amante de los animales que cría conejos, es propietario de otro sitio peculiar en la ruta 66, catalogado en el registro nacional de sitios de interés, siempre nos recibe cordialmente, y es fantástico visitarlo.



Henry y Gon, uno de los guías de ruta, ah, y Gizmo en medio :-)




Poco después, visitamos una tienda especial, la mayor tienda de coches clásicos de Estados Unidos, mas de 700 coches clásicos están agolpados en varias naves, es un paraíso para coleccionistas y aficionados, y en cualquier caso, un espectáculo digno de ver.



A lo largo de la 66, se conservan gasolineras de antaño, parar en ellas es interesante, y parece que te traslada al pasado, uno imagina como sería repostar allí en esa época, bastante diferente de nuestro  estresante mundo.


Parada para desayunar, en un apacible pueblo, muy tranquilo, perdido, pero allí hay un café con encanto, una señora muy mayor nos atiende, tiene una ayudante joven, y menos mal, eso agilizó los desayunos de cocina, para la señora mayor, no hay stress, las cosa con calma.




Visitamos el famoso lugar donde de inventaron los Cozy Dogs, no tenemos hambre, pero algunos lo prueban, tomamos unas bebidas y seguimos ruta, acabamos de ver que hay probabilidad de lluvias a partir de las 4 de la tarde.



A medio camino, visitamos Atlanta, un pequeño pueblo con encanto, allí tomamos una bebidas en un café ya histórico de la 66.





Llegamos a buena hora al hotel, tenemos tiempo de relajarnos, algunos se van a la piscina, otros aprovechan para hacer unas compras por aquí cerca, viene bien esta tarde de relax en el penúltimo día de ruta, las millas se van notando, hoy toca descansar para aprovechar mañana el último día.


Hasta mañana!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada